lunes, 13 de septiembre de 2010

Clarín y los Cerrojos a la Prensa

Uno de los argumentos que usa el grupo Clarín para contestar los ataques por Papel Prensa es la, para ellos, ¨repentina¨ salida a la palestra de los denunciantes. Se trata así de descalificar los testimonios de las víctimas y además sostienen que la compra fue en regla y que el monopolio del papel no existe.
Sin embargo, en este último punto, hay un testimonio importante que los desmiente con muchos argumentos. Se trata del libro Los Cerrojos a la Prensa, escrito por Julio Ramos y publicado por la editorial Amfin en el año 1993. Tanto este texto, como el libro Cien veces me quisieron matar, del gallego Garcia, eran libros de la materia Diseño de la Actividad Periodística que se enseña en la carrera de Comunicación de la UBA y cuyo titular de cátedra es Berneti. Así, en el año 1996, yo tomé contacto con los dos libros. Tanto Ramos como García son hacedores de medios gráficos, el primero creó Ambito Financiero y el segundo Crónica. Ambos fueron empleados de Clarín cuando su fundador, Roberto Noble, aun vivía.
Julio Ramos está en las antípodas de mi pensamiento y de cualquiera que se considera un militante en el campo nacional y popular. Fue un liberal amante del libre mercado, una utopía tan descabellada e inexistente como la anarquista. Era un enemigo de cualquier presencia del estado en la Economía y por supuesto profundamente anti peronista. Eso sí, gran amigo de Carlos Menem, quien llevó sus ideas a la práctica.
En 1976 fundó el diario Ambito Financiero, un medio que fue fiel reflejo de la transformación de la economía, que pasó de estar basada en la producción a fundamentarse en la especulación y en la bicicleta financiera. Ramos supo ver que los empresarios del tiempo que inauguraron los militares necesitarían información económica. Gracias a esto Ambito progresó, pero a la larga se encontró con un grave problema: el libre mercado que se proclamaba desde sus páginas era inexistente en el negocio de los medios gráficos. Las quejas constantes del dueño de Ambito Financiero derivó en este libro de la década del 90 que tiene puntos de notoria actualidad. Yo quieró compartirles algunas frases del 93 que están vigentes en pleno 2010.
¨...más tarde o más temprano, también la Argentina comprenderá la necesidad de combatir sus monopolios y oligopolios, sobre todo los de la prensa, por lo particularmente perniciosos que son para la sociedad..¨
¨...Indudablemente, el gran problema de la prensa argentina en los 90 es el monopolio Clarín. Es el mayor dominador, el pulpo que se extiende amenazante sobre toda forma escrita o por ondas¨..
¨... el ciudadano común es el más desprotegido: puede ser inducido políticamente, privado de ver, leer o escuchar lo que desee si no conviene a las concentraciones dominantes o sufrir malformaciones morales, él o su familia, porque los monopolios de prensa pueden adulterar nada menos que información...¨

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada