domingo, 28 de julio de 2013

Las cooperativas de servicios se expanden a la comunicación

Como una de las potestades que les otorga la nueva ley de medios, las cooperativas de servicios públicos ya están incursionando en los distintos rubros que abarca la comunicación pública. El ejemplo puntual es la CEPA, sigla que nombra a la Cooperativa Eléctrica de Punta Alta, ubicada en la provincia de Buenos Aires, cerca de la ciudad de Bahía Blanca. La CEPA incorporó en marzo de este año el servicio de televisión por cable y ya prepara también su incursión en la telefonía celular. Gracias al artículo 171 de la vigente ley de medios (no es de los que está a estudio de la Corte) la AFSCA le transfirió a la cooperativa de Punta Alta la titularidad de la licencia de tv por cable de ETECO que incluye a sus 8.600 abonados. A esta plataforma ya piensan en añadirle televisión de alta definición. A diferencia de otros sectores sociales que a lo mejor desean tener medios de comunicación pero no cuenta con el dinero necesario, las cooperativas de servicios públicos provinciales tiene la obvia ventaja de tener un flujo constante de fondos que les permite invertir en el sector. Esto es mal visto por Clarín y compañía que pese a defienden siempre las ideas de libre comercio, no aceptan una competencia igualitaria. En el rubro internet, la cooperativa cuenta con 6.500 abonados. Además de los fondos provenientes de su actividad como proveedora de servicio pública, CEPA presentó un proyecto de inversión para obtener fondos del Proyecto del Bicentenario que otorga el gobierno nacional. La idea fue aprobada por lo que se esperan los fondos provenientes de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada