martes, 6 de abril de 2010

La guerra con el Gobierno transformó al Panorama Político de Clarín en una trinchera

Si bien es verdad que el Panorama Político dominical de Clarín siempre tradujo a palabras la ideología de quienes manejan el diario, la actual batalla que el multimedios desarrolla contra el Gobierno ha transformado a este espacio en un lugar de furiosos ataques donde, salvo los insultos directos, todos los recursos críticos que provee el lenguaje son utilizados.
Para demostrar lo que decimos vamos a tomar la edición del domingo 4 de abril. El Panorama está firmado por Eduardo Van der Kooy y tiene como título ¨Kirchner, un enorme dilema en el PJ¨, se encuentra en la página 29 y tiene el infaltable dibujo de Hermenegildo Sabat.
El eje fundamental de la crítica a Néstor Kirchner se basa en una encuesta publicada la semana pasada por el diario Perfil dominical. Ahí dice que Néstor Kirchner es el mejor posicionado en intención de voto para 2011. Pero Van der Kooy prefiere seguir de largo y detenerse en otro dato: dice que en realidad esto se traduce en una segura derrota en un eventual ballotagge. Partiendo de esta manipulación de las cifras, establece una comparación con Carlos Menem y sostiene que el futuro de Néstor Kirchner sería similar al del riojano. Pero Van der Kooy no se conforma con esto, también sostiene que estos datos, que se conocen cuando todavía resta más de un año para las primarias, provocan un mar de fondo en el justicialismo, que no sabría como revertir este pronóstico de derrota. ¿En que se basa el periodista de Clarín para decir esto? En un supuesto encuentro producido entre 4 gobernadores peronistas, que se habrían sentado a analizar esta encuesta. Sin embargo hay varios interrogantes que Van der Kooy no responde: ¿Quienes eran estos mandatarios?¿Dónde se reunieron?¿Transmitieron sus conclusiones?. Nada deja entrever el escriba del gran diario argentino, que basa su información en una práctica viciosa del periodismo basada en trascendidos, fuentes anónimas y rumores. Esto en el mejor de los casos, porque podemos pensar peor y sospechar que todo forma parte de una operación de prensa comandada por el propio multimedio. Todas estas especulaciones provoca el mal ejercicio de la profesión periodística.
Planteado este tema, Van der Kooy apela a otro recurso: el de insinuar la mano de Kirchner detrás de aprietes a opositores del PJ disidente. Para esto se remite a un caso que habría ocurrido en el oeste del conurbano bonaerense, donde un funcionario sin nombre del gobierno nacional habría manipulado planes sociales para comprar adhesiones que pertenecían al PJ disidente. Pero la denuncia no queda ahí, dice que esto se complementó con mensajes mafiosos para quienes no aceptaran la oferta. Por supuesto la denuncia no soportaría una investigación judicial: no hay autores directos ni víctimas. Pero si un responsable: los Kirchner.
Aprovecha Van der Kooy para retomar el hilo de los 4 gobernadores y plantea que los dirigentes del PJ no saben como desembarazarse de los K, quienes estarían viviendo los últimos tiempos de su reinado. Esto de profetizar el fin de Néstor y Cristina es una práctica habitual del Panorama Político, y no se conoce hasta ahora que Elisa Carrió haya presentado alguna denuncia por violación de derecho de autor. El problema es que Clarín, enceguecido por la batalla, no puede diferenciar realidad de expresión de deseos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada