miércoles, 10 de marzo de 2010

Clarín habla maravillas de Expoagro pero no le aclara a sus lectores que es una empresa propia

Clarín realizó el domingo pasado una práctica habitual: disfrazar la promoción de las actividades comerciales de sus empresas de noticia periodística. En este mismo blog ya analizamos esta costumbre que no por común deja de ser menos ética. En aquella oportunidad habíamos analizado la salida de sus suplementos zonales. Ahora, veremos como el domingo 7 de marzo le dedicó dos páginas a Expoagro, la feria de productos del campo que el diario organiza junto a su colega La Nación. Si bien no podemos negar que la feria constituye un evento importante para el sector rural, y que por eso merece ser cubierto, la forma de encararlo demuestra una mirada profundamente benigna y hasta festiva. Y, lo que es peor, en ninguna línea de las dos páginas que dedica a la noticia, se menciona que el multimedio Clarín es dueño de la exposición.
La nota se publicó en las páginas 20 y 21 bajo el cintillo ¨Expoagro la mayor muestra del campo¨y tiene dos títulos granedes : en la página par dice ¨El empuje del campo se reflejó en Expoagro: fueron 10 mil personas¨y en la impar ¨Una competencia con toda la maquinaria en acción¨. Más pequeño en tamaño, en la página 21 dice que: ¨Las ventas, mejor de lo esperado¨. Los recuadros son tres: una columna titulada ¨Por los stands¨ en la página 21 y dos en la página 20: ¨Una propuesta para bajar las retenciones y otro recuadro con las cifras.
Los títulos son más que elocuentes, todos alaban la muestra, el desarrollo y sus resultados. Incluso hasta se permite decir que la presencia del ministro de Agricultura nacional ayudó a mejorar el humor. Una concesión al Gobierno impensanda en cualquier otra parte del cuerpo principal del diario. Las notas están firmadas por el enviado especial a Baradero, Matías Longoni y por Juan Manuel Repetto.
Longoni en su nota de la página 20 no usa números para fundamentar el éxito de la Feria, habla de sensaciones visuales como la extensión de la fila de los vehículos o la desaparición rápida de los costillares asados. En el título se habla de 10 mil personas y el único dato preciso es la cantidad de visitantes extranjeros. En cuanto a los testimonios son sólo dos: el de un comerciante y el del gerente de Expoagro. El número de visitantes extranjeros autoriza al periodista a decir que la feria es una marca internacional, lo que constituye una opinión personal del escriba, ya que no se basa en cifras comparativas con otras muestras de similares características.
Las notas de la página 21 se refieren a actividades de la feria que son contadas como quien cuenta una fiesta popular, incluso cuenta que la gente está pendiente de las demostraciones tecnológicas. Por último en la parte inferior de la página, el gerente Comercial de Expoagro cuenta la gran cantidad de negocios que se cerraron durante la muestra, especialmente en el rubro tractores y cosechadoras.
Eso sí, de la famosa crisis del campo y del desaliento que según los medios cunde en los responsables de los agronegocios, no se habla en ninguna línea. De los dueños de los negocios rurales tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada