martes, 2 de marzo de 2010

Clarín, pese al mal trago de la semana pasada, anuncia futuras derrotas del gobierno

El gran diario argentino busca anticipar la agenda de la oposición y situarla como principal protagonista de la escena política, no sea cosa que el gobierno sorprenda con alguna medida durante el discurso de Cristina ante la Asamblea Legislativa. Por eso ya adelanta los próximos pasos del bloque A en el Congreso, sin reparar ni hacer ninguna autocrítica por el anuncio del triunfo que no fue, la semana pasada en el Senado. Lo curioso de la edición del domingo 28 de febrero es que tuvo que suceder una catástrofe tan tremenda como la sufrida por Chile, para que el Gobierno salga de la tapa de Clarín, o por lo menos de su título principal.
La agenda de la oposición aparece en la llamada ¨segunda tapa¨, es decir la página 3 y se titula ¨La oposición busca apurar su propia agenda en el Congreso¨. Está firmada por Atilio Bleta y continúa en la página 4. En realidad el tema bajo el cintillo ¨Nuevo Congreso¨ se prolonga hasta la página 6.
La nota principal describe una serie de proyectos que maneja el llamado por el periodista ¨conglomerado opositor¨, lo que no deja de ser un avance, ya que la palabra conglomerado da una idea de rejunte que cuando se conformó el bloque A estaba ausente, ya que la oposición como tal parecía una sola, sin matices.
Ahora la alianza se formaría para proponer, entre otras cosas, reformar el consejo de la magistratura, reformar el indec, cambiar la coparticipación del impuesto al cheque y reglamentar los DNU. Pero hay algo que Atilio Bleta no hace y es explicar que no todos los trámites son iguales y que no todos los proyectos avanzan de la misma manera en ambas cámaras. Cuando se refiere al Consejo de la Magistratura, no explica que también hay diputados oficialistas que proponen cambios. También advierte, con temor, la posibilidad de que durante el discurso de la Presidenta, el gobierno le arrebate algunos de estos proyectos.
Pero Clarín sueña con que el proyecto de coparticipación del impuesto al cheque no sólo provoque un triunfo opositor sino también que ocasione una fuerte sangría en los bloques oficialistas, presionados por las necesidades financieras de los gobernadores. Esta suerte de repaso de posibles derrotas oficiales, no está acompañada de testimonios de legisladores que avalen lo que el periodista dice, por lo que todas las especulaciones son opiniones disfrazadas de Clarín, que espera no encontrarse con nuevas sorpresas como la de la semana pasada en el Senado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada